Saint Malo

Pueblo de celtas, villa de corsarios, balneario y centro Turístico

Saint-Malo

Situada en la costa Esmeralda, la ciudad de Saint Malo se encuentra como un barco de piedra encallado en la desembo-cadura del río Rance. Saint Malo es un puerto dotado de una historia curiosa y deslumbrante, es hoy en día una ciudad con-vertida en estación balnearia, donde destaca el grandioso espectáculo de sus mareas.

La fachada marítima de Saint-Malo, de unos diez kilómetros de largo, está formada por una serie de rocas entrecortadas de playas de arena fina: du Bon secours,del Môle, de l’Eventail. La presencia del Gulf Stream, en la costa malouina, permite a la ciudad disfrutar de un clima oceánico templado, con bajas amplitudes de temperaturas.

Saint-Malo2La zona amurallada, alberga calles estrechas y adoquinadas con fachadas de granito perfectamente alineadas, está llena de tiendas, bares y callejuelas. La rodean grandes playas, incluido con una piscina que aprovecha la marea para poder bañarse con tranquilidad, aunque pasear por la muralla i ver a un lado el mar y al otro la ciudad intramuros es un placer.

Saint-Malo es una de las mayores zonas turísticas de Bretaña y el primer puerto de su costa norte. Recibe numerosos actos náuticos, en particular la salida de la Ruta del Ron, la llegada de la Carrera Transatlática o  -Quebec Saint-Malo-  , organizada cada 4 años, o eventos como el salón náutico de “Saint-Malo à la hune”.

Que ver en Saint Malo?- Lugares de Interés

De su glorioso pasado, Saint-Malo conserva numerosos monumentos históricos y edificios clasificados, en mayoría reconstruidos, la riqueza de los negociantes se observa en las construcciones que han dejado. Aunque las casas con entramado de madera y vidrieras pintadas, que parecen castillos de popa de navíos, han casi todas desaparecido.

Las Murallas redondas de la ciudad: Reconstruidas por Vauban y acabadas en 1737. Es obligatorio el paseo por  las murallas salta de bastión en torre. A un lado, las callejuelas de la ciudad y, por el otro, magníficas vistas a las playas, al puerto y a los fuertes. Desde la puerta Saint-Vincent, a la entrada de la ciudadela, se despliegan las ensenadas portuarias y Saint-Servan.

La catedral San Vicente: Es una catedral católica de estilo gótico y románico dedicada a San Vicente de Zaragoza. Está clasificada como un monumento histórico de Francia. Fue construida en el siglo XII, la planta es de cruz latina y las bóvedas son de cruceria, los materiales utilizados para la construcción del edificio son: Granito, piedra y runas.  mientras que la pizarra y piedra fueron utilizados para la cobertura.

El Castillo Ducal: La construcción del castillo comenzó en 1424 en el istmo que es el único punto de cruce entre la ciudad amurallada y el continente. Tiene una silueta original con su gran frontón frente a la ciudad, su alto techo que cubre parcialmente una pasarela con torreones almenados y dos torres de vigilancia.

– En 1475 el duque de Bretaña Francisco II construyó la torre de El General no es tan alta como la Gran Torre del Homenaje, pero más masiva. Su hija Anna, futura reina de Francia, contruyo  la torre de Quic-en-Groigne llamada así porque fue construido en contra de la voluntad del pueblo de  St. Malo.Durante la liberación de Saint-Malo en 1944, el castillo fue severamente dañado y restaurado a partir de entonces.  hoy en dia alberga el Museo de Historia de la Ciudad y País Malouin. Fue incluido en la lista de Monumentos Históricos en 1886

El Fuerte Nacional: Fue construido en 1689 por el ingeniero Siméon Garengeau, según los planos de Vauban y por orden del rey Louis XIV.

El Fuerte del Petit Bê:  Cuando baja la marea se puede llegar al fuerte por una estrecha lengua de terra

La torre Solidor: La Torre Solidor fue construida en el s. XIV como forma de regulación del acceso al Rio Rance. Pasados los años la fortificación perdió su papel militar y se convirtió en prisión. Hoy juega un papel más cultural como museo naval dedicado a las históricas exploraciones del Cabo de Hornos por marineros de la Bretaña.

Les remparts: LLenos de bares y restaurantes, antiguas casas con edificios de aire marinero es el lugar mas visitado de la ciudad.

Las rocas de Rothéneuf: A pocos kilómetros de Saint-Malo,se encuentra el pueblo de Rotheneuf,  un sitio fascinante. Junto al mar, hay esculpidos en la roca cientos de rostros, formas, figuras, animales, que  ocupan cerca de 500 metros cuadrados de piedra. Son obra del Padre Adolphe Julien Fouéré que sordo y mudo después de un ataque al corazón, cansado, decidió retirarse en la Costa Esmeralda, y dedicar el resto de su vida a sus esculturas.

Parques y jardines: 

La ciudad cuenta con  245 hectáreas de espacio verde, 10.000 m² de parterres adornados con 500.000 plantas, 8.000 árboles en las calles que bordean las calles y 3.000 árboles y 20.000 arbustos se plantan cada año y este desde 1989. que realzan  cada estación del año. Para garantizar la diversidad y la riqueza de sus plantaciones, la ciudad cuenta con un laboratorio: los invernaderos de Loreto. Este vasto cultivo de la tierra tiene 2.000 m² y 610 m² de invernaderos.

 Le jardin des Douves  Le parc de Bel-Air  Le parc des Corbières
 Le parc des Chênes  Le jardin de la Vallée Verte  Le jardin du Pont Toqué

Rutas a Pie por la ciudad

Un sendero de gran recorrido el GR34, bordea la ciudad. Fue utilizado antiguamente por  los aduaneros,  desde 1791 para luchar contra el contrabando , hoy en día  permite a los sende-ristas y paseantes recorrer la costa y disfrutar de las vistas.

Otro recorrido interesante es el de la cornisa de Aleth, que proporciona unas vistas magníficas de la ciudad de Saint-Malo, de las islas del Petit Bé y del Grand Bé, así como de la isla de Céze-mbre. Se desprenden sucesivamente la isla for-tificada de la Grande Conchée  y el faro del Grand Jardin Tomando el camino que baja a la derecha, obtendremos una vista preciosa del estuario del Rance.

Las mayores mareas de Europa

La bahía de Saint-Malo recibe las mayores mareas de Europa, en primavera y en otoño. Son causadas por la concentración de agua en el corazón de la bahía triangular entre Bretaña y Cotentin, la Amplitud de la  entre la marea baja y la marea alta puede llegar a 14 metros. Atraen a muchos visitantes que acuden para admirar un espectáculo inolvidable. Un gran número de  especies de aves raras pueblan su costa. Su flora cuenta con 81 especies de plantas, incluidas 60 protegidas.

Historia de Saint-Malo

La historia de Saint-Malo se remonta a la era temprana de los Celtas, esta región correspondia al antiguo centro marítimo de galos Coriosolites conocida como la ciudad de Aleth ,ahora parte de Saint-Servan). 

Bajo la influencia de los romanos, la ciudad de Corseul mas adentrada en la tierra, crecía a expensas de la ciudad de Aleth, que seguia siendo un importante puerto, aunque fue fortificada a finales del siglo III.

En la Edad Media, la villa se situaba en la frontera del ducado de Bretaña y del Reino de Francia. Para proteger sus actividades e intereses , Saint-Malo se convierte en la época moderna, en la villa de los “corsarios”.Los armadores se hacen construir bellas residencias, las “malouinières”.

La villa de Saint Malo tenía la tradición de mantener su autonomía al tratar con las autoridades francesas y bretonas locales. Entre el 11 marzo 1590 y el 5 diciembre de  1594, se declaró a sí misma como república independiente, tomando el lema “no franceses, no bretones, pero sí malvinos”.

Con el descubrimiento de América y el desarrollo del comercio con la India, propulsa nuevos cambios como  la fundación de la Compañía de las Indias, en 1664, a partir de este momento los navíos de los mercantes malouinos acompañan la armada Real y llevan a cabo grandes expediciones por los mares del Sur.

La ciudad se vuelve más potente a nivel económico. Los armadores crecen y se hacen más numerosos y de esta época son los personajes mas distintivos de la ciudad. Jacques Cartier, quién descubrió y exploró Canadá, otros corsarios como Duguay Trouin y Surcouf, que acosaban armadas militares y mercantes. . Otros ilustran en la ciencia, como Maupertuis, o en las letras y la política como Chateaubriand.En esta epoca con el cambio de estilo de vida, se construyen las hermosas casas privadas llamadas malouinières.

La ciudad fue devastada en el año 1944, y con ella casi la totalidad de la ciudad. Tanto la Ciudad como la Muralla fueron cuidadosamente reconstruidos en su estilo inicial. Tras el Desembarco de Normandía, apenas un centenar de soldados alemanes se hicieron fuertes tras sus murallas de piedra. Las tropas estadounidenses bombardearon intensamente la ciudad. 

No es fácil de acceder con el coche privado, a pesar de sus numerosos parkings extramuros, si van en verano es recomendable ir con tiempo para poder aparcar bien.

Videos deSaint-Malo

arrow-back-1Volver articulo prinvipal de Bretaña bzh1Otros Articulos Sobre Bretaña