Miravet

El Pueblo vertical , Cuna de los templarios en las tierras del Ebro, está declarado Bien de Interés Cultural.

miravet

Miravet está situado en medio de un pequeño valle rodeado de increíbles paisajes. El río Ebro, con su frondoso bosque de ribera, y las sierras de Cardó al fondo le dan ese encanto especial.

blue line

Idioma / Language 1406146109_United-Kingdom_flatcatalan

blue line

iconmonstr-map-2-icon-300x300Que ver en Miravet?

El Castillo templario de Miravet
800px-Riu_Ebre_a_Miravet

Monumento declarado B.I.C., propiedad de la Generalitat de Catalunya

El castillo de Miravet es la meta de todo amante de los castillos templarios, aunque si bien es cierto, lo que sorprende realmente es el escenario insólito que le rodea: una vista impresionante del fértil valle del Ebro en todo su explendor. imposible de describir en breves palabras. Lo mejor es dejarse llevar por la experiencia que culmina con la vista aérea en 360º desde lo más alto del castillo.

Fue una antigua fortaleza medieval de origen andalusí, transformada y ampliada por los caballeros del Temple en un castillo convento de espíritu croata (s. XII). El estilo corresponde al románico tardío y el gótico de transición, siendo obra de los maestros cistercienses venidos de la Provenza, anterior a Poblet y Santes Creus.

Antigua fortaleza islámica convertida por la orden del Temple en castillo-convento a mediados del s. XII. De obra románica cisterciense y espíritu cruzado está considerado uno de los mejores ejemplos la arquitectura religiosa y militar de la orden del Temple en todo Occidente, junto con el de Peñíscola.ruta_de_les_3cs_23

En la planta inferior aún se conservan la cocina, el granero, el almacén y la bodega.

Se entra al castillo Cruzando un pasadizo fortificado donde se encuentra la cisterna y el cuerpo de guardia entramos en el patio de armas,  sin llegar a ser un monasterio esta estancia era utilizada a modo de claustro por los caballeros templarios ya que a su alrededor se levantaban todas las construcciones del castillo.50240112103

la iglesia es el edificio principal del castillo donde los caballeros estaban obligados a rezar varias veces al día. Es una nave con bóveda de cañón austera.por una estrecha escalera de caracol que sale desde una esquina de la iglesia se sube hasta la azotea, con unas vistas impresionantes: río, ribera, pueblos, murallas, campos …El_Ebro_desde_el_Castillo

Es el segundo castillo románico más importante de España, después de Loarre, y el que cuenta con más dependencias cubiertas de toda Cataluña.

– Horario e información: 977 407 368.miravet_llarg

El casco Antiguo de Miravet

El pueblo se compone de dos partes bien distintas:

El casco antiguo de Miravet es uno de los más típicos y pintorescos de las Terres de l’Ebre y cuenta con un importante legado histórico-artístico: el castillo templario, la vieja iglesia, la atarazana fluvial, el molino y azud medieval y el paso de la barca junto con una tradición alfarera bien arraigada.15-2

las casas del casco antiguo suben desde el río por la pared rocosa de la montaña, al abrigo del castillo. Aquí se encuentra un antiguo embarcadero, el molino medieval, los porches, la antigua aljama morisca-judía, la calle de la judería, las murallas de cierre y atalaya y la iglesia Vieja, antigua iglesia parroquial, de arquitectura renacentista del siglo XVII (construida por la orden del Hospital encima de la anterior mezquita musulmana). Delante de la iglesia está la plaza-mirador de la Sanaqueta, con vistas al río. Hay una serie de casas colgadas y terrazas ajardinadas, hasta el acantilado del castillo.

Al pie del risco rocoso hay una bifurcación hacia la típica Costa de Riago, un camino empinado y empedrado que baja hasta el río y continúa por el borde hasta el antiguo molino árabe, y otro que se adentra por los restos arqueológicas detrás del castillo y continúa siguiendo la ruta señalizada de Las Blores:

recorrido desde la calzada empedrada del acceso sur (Costa de Riago) hasta los restos arqueológicos del primer poblado bereber, al pie del castillo, desde donde, además, se dominan unas vitas sobre el Ebro, el meandro del Tamarigar, el frondoso bosque de ribera y las formaciones dolomíticas por las que pasa

El pueblo antiguo de Miravet, Cap de la Vila, al pie del castillo y adaptado a la roca sobre el río Ebro, merece toda nuestra atención. En otro tiempo constituyó la rápita o centro urbano de la alquería musulmana de Miravet, desde sus orígenes en el siglo VIII, hasta la expulsión de su población en el siglo XVII.

Destaca a simple vista por su estampa panorámica, el tipismo de sus calles estrechas y porchadas, la última atarazana fluvial donde calafateaban los llaguts (s. XI), el molino de aceite y barníz alfarero, la sede de la aljama morisca y su arcada mudéjar, la iglesia “vieja” renacentista de la orden del Hospital y el mirador de la Sanaqueta así como las ruinas de las casas destruidas a causa de la batalla del Ebro, la calle del Banco y la de las Ferreries.

El núcleo urbano moderno se encuentra a lo largo de la llanura izquierda del Galatxo, un antiguo canal natural del río (cuyos alfareros sacaban la arcilla). En esta parte se encuentra la casa de la villa, la parte comercial y de servicios, y las zonas deportivas, escuelas, y talleres. Un camino asfaltado sube hasta el castillo, donde se puede aparcar.

Iglesia vieja

Magnífico templo renacentista, construido por la orden del Hospital entre 1565-1585 sobre la antigua mezquita árabe. Impresiona por su bien proporcionado y puro estilo renacentista, que recuerda a la obra de Brunelleschi, así como por sus esgrafiados y pinturas originales.

Buen ejemplo de los efectos del paso de la Guerra Civil y de la Batalla del Ebro: la pérdida de los retablos, imágenes y el impacto certero de una bomba que atravesó la cúpula.

Recuperada como monumento, hoy se encuentra desacralizada y dispone diversas exposiciones en su interior: una colección de la alfarería típica de Miravet, una muestra de piezas inconográficas medievales pintadas sobre baldosas de barro (inédita) y una exposición de imágenes del paso del Ebro por parte de las tropas republicanas el 25 de julio de 1938.

También destaca por sus pinturas murales de 1730 y por el ara o altar románico original de la iglesia románica del castillo, obra de los caballeros del Temple.

Junto con la Sanaqueta y la Aljama-mezquita constituyen uno de los monumentos más importantes y destacados de Miravet.

l Templo renacentista de la Orden del Hospital, único en su estilo en estas tierras, donde se conserva el Ara templaria del castillo y restos de las pinturas murales, y la arcada mudéjar de la aljama-mezquita.

AlfareríaCrafts For Sale At Alfareria Ferran Segarra, Miravet, Tarragona, Spain

Tradición muy arraigada que hace de Miravet y su “raval dels canterers” uno de los últimos pueblos donde aún se mantiene vivo este oficio.

Siete son los talleres alfareros donde aún se pueden adquirir las piezas clásicas de marcado carácter miravetano: “pitxells”, cántaros, cadufos, “gerres”, lebrillos, etc (algunos de ellos disponen de museos particulares de gran interés).

El Paso de la Barcapasbarcamiravetgran

Ultimo transbordador original de todo el Ebro que aún funciona sin motor, cruzando el río tan sólo con la corriente del agua y la maestría del barquero.

Horario: invierno de 9:00 a 13 y de 15 a 18 horas; verano de 9 a 13 y de 15 a 19 horas. Los días de semana Santa, fines de semana de Julio y todos los días de Agosto no cierra al medio día.
* Bandera roja = fuera de servicio por problemas de caudal, lluvia o viento fuerte contracorriente.

Coste: 3 euros/coche; 1 euros/persona (a pie).
– Telf: 977 407 134blue line

Rutas-HistoricasHistória de Miravet

La situación privilegiada de este lugar, hace pensar que podría haber sido un asentamiento ibérico. La profusión de este tipo de asentamiento, a lo largo del río, y la situación estratégica de Miravet, tanto desde el punto de vista defensivo como económico, avalan este supuesto, si bien por el momento no se han llevado a cabo actuaciones contundentes a los restos arqueológicos, sí se ha También es posible romano, según los indicios que se pueden observar en ciertas partes de sus fundamentos o restos de opus espicatum a las murallas.

Pero el hecho de que sabemos es que, durante el dominio árabe, se integró a la estructura defensiva que se estableció a lo largo del Ebro, y que constituyó junto con Siurana, uno de los últimos reductos del poder islámico en tierras del Principado. Seguro que es en este periodo cuando aparece un conjunto de estructura urbana concentrado en la fortaleza con el nombre de “Muràbit”, de donde es originario el actual nombre de Miravet.

El año 1153 fue conquistado por Ramón Berenguer IV, cinco años después de Tortosa, y ese mismo año, según un documento fechado el 24 de agosto, el conde hace donación del Castillo de Miravet, con todos sus términos y pertenencias, a la Orden del Temple, concretamente al maestro de Provenza e Hispania Pere de Rovira. Esta donación, junto con la de otros fortalezas secundarias, convirtieron los templarios en casi los únicos señores de toda la zona comprendida entre el Ebro y el Algars.

A partir de entonces la Orden de los Hospitalarios se hizo cargo de la población que vivió sus peores siglos siendo protagonista de numerosas guerras y batallas así como importantes crecidas del Ebro que se recuerdan por las calles a modo de placas  indicando el nivel al que llegó el río.

La repoblación del lugar se efectuó unos años más tarde, sin excluir la población sarracena, conviviendo en la villa las comunidades morisca, judía y cristiana hasta la expulsión, el siglo XVII. En el fogaje de 1497, tras la expulsión de los judíos, había un 97% de población morisca en Miravet.

Los templarios reconvertir una parte del recinto fortificado en castillo-monasterio, siguiendo el estilo románico-cisterciense, que se convirtió unas décadas más tarde en la sede de la Orden en la Corona de Aragón, con el archivo y el tesoro provincial.

Desde Miravet se planearon las conquistas de Mallorca y Valencia y salieron los mejores ejércitos del reino, tal como registran los documentos de la época. El 13 de diciembre de 1307, Jaime II ordena la detención de los templarios a su reino, según el deseo del papa Clemente V y Felipe IV, rey de Francia. Durante doce meses, los templarios refugiados en el Castillo de Miravet sufrieron el asedio más largo que conoció la Orden, convirtiéndose en el último reducto a la Corona, capitaneado por Fray Ramón de Saguàrdia y Fray Berenguer de San Justo. El 12 de diciembre de 1308 se produce la rendición pacífica, finalizando así todo un año de resistencia. En 1312, la Orden de la Milicia del Templo de Salomón, “los Pobres Caballeros de Cristo”, se extingue, cerrando así un capítulo más de la historia de Occidente.

El año 1317, con la caída del Templo, el castillo y numerosas posesiones más, pasan a manos de la Orden del Hospital dependiendo de la Castellanía de Amposta. Los hospitalarios ordenaron la compilación del Libro de Costumbres de Miravet (1319), en versión latina y catalana, que otorgaba una cierta autonomía a los pueblos de la castellania. Miravet continuó dando nombre a la alcaldía, prácticamente hasta la extinción de la Orden en 1835, pero la subida de impuestos y las plagas y pestes que se produjeron en las décadas subsiguientes provocó una notable baja demográfica y decadencia económica que le hacer perder el protagonismo que vivió durante el dominio templario, hasta que se produce la expulsión de los moriscos en 1610.

Sin embargo, el castillo de Miravet, continuó teniendo importancia, sobre todo durante las sucesivas guerras que tuvieron lugar en el Principado, y en especial la del año 1640, que comportó un aumento de población considerable, en buena parte de la misma población huida años atrás hacia Valencia y Aragón. La recuperación de la industria artesana, sobre todo los oficios alfareros, y la venta de sus productos río arriba por todo Aragón, siguiendo la tradición de los siglos anteriores, dio un nuevo cariz a la población que no se ve afectada hasta la guerra de sucesión de Felipe V, en 1714, y la desmantellació y orden de derribo de Carlos III, en 1750, pero todavía sirvió durante las guerras carlistas en el siglo XIX. Tras la desamortización de Mendizabal, los carlistas lo reconstruyeron en parte y la ocuparon hasta el 1875, cuando el general Martínez Campos el bombardeó y conquistó.

el peor desastre para el pueblo fue en 1938 en la famosa y definitiva Batalla del Ebro de la Guerra Civil cuando Miravet fue bombardeado por las tropas alemanas y muchas de las casas del pueblo fueron destruidas, hoy en día siguen abandonadas y son un triste testigo mudo de aquellos tiempos aciagos.

Durante las últimas décadas gracias a la explotación del turismo y la alfarería artesanal Miravet ha logrado sobrevivir a la emigración y se ha ido extendiendo hacia el interior formando lo que se conoce como el Pueblo Nuevo, tiene una población de 800 habitantes y es uno de los lugares más visitados de toda la comarca ya que aún conserva el esplendor de la época medieval.

blue line

iconmonstr-map-2-icon-300x300Como llegar a Miravet?

_318-9378Como llegar a Miravet en coche?

N-420: Es la que va desde Tarragona hasta Zaragoza. A su paso por Mora de Ebro, tome la desviación hacia Benissanet y Miravet.

N-340: Se la carretera de la costa. A su paso por el de los Infantes tome la desviación hacia Mora de Ebro y de allí a Miravet.

A-7: Autopista de la costa. A su paso por el de los Infantes tome la salida hacia Móra la Nova. De allí hasta llegar a Mora y seguir dirección Benissanet hasta llegar a Miravet.

La otra opción es salir de la autopista A7 a la altura de Reus y de allí coger la autovía T11 y seguidamente la N-420 y seguir en dirección Falset / Alcañiz, hasta llegar a la rotonda de Mora de Ebro y tomar la salida de Benissanet / Miravet.

TV-3022: A la altura del Perelló nos desviamos para ir hacia Rasquera, y de allí hacia Mora de Ebro. A unos 4 km de Rasquera encontrará un paso de barca que cruza el río Ebro y os lleva directamente a Miravet

Eje del Ebro (C-12): Va bordeando el río Ebro. De Lleida hasta Amposta

Donde Aparcar?

– En la Plaza del Arenal, viniendo por la Barca o por el Vial del Raval.
– En el Raval dels Canterers, por el Vial nuevo.

038455-glossy-black-icon-transport-travel-transportation-train8-sc43Como llegar a Miravet en Tren

Tiene los trenes regionales que tienen su estación en Móra la Nova. A partir de aquí hay que buscar un taxi que te lleve hasta Miravet distante unos 10 Km de la estación. (Taxi en Miravet: 977 407.513)

blue line

Localización de Miravet

blue line

Videos

 

Deja un comentario