Locrognan

Está situado en el departamento Finistère, en lo alto de la Bahía de Douarnenez.  Es uno de los pueblos medievales más bonitos de la Bretaña francesa y de Toda Francia.IMG_0634

El desarrollo de la visita transcurre entre hacer fotos junto al pozo de agua que hay en el centro, sentarse en alguna terraza a tomar una sidra y sobre todo, entrar en una tienda de gran tamaño que vende cientos de cajas de galletas, bizcochos, cerveza botellas de sidra, y todo tipo de artesanías

Al comenzar a caminar por la única calle de acceso a la plaza, ya nos encontramos con tiendas de artesanía y productos varios para llenar la panza, La plaza es en sí todo el espectáculo de la localidad.En verano, la ciudad se entrega al visitante con la primera luz  de la mañana, capaz de dorar sus antiguas piedras. Elegantes casas con refinados tragaluces esculpidos rodean la plaza central.

La Montaña de Locronan culmina a 289 m, una altura suficiente para gozar de panorámicas increíbles a la bahía de Douarnenez y la península de Crozon. A sus pies, Sainte-Anne-la-Palud extiende sus dunas.

Locronan tuvo su mayor auge en el Siglo XIV, en sus campos se cultivaba cáñamo y lino de gran calidad que utilizaban para fabricar velas para los navíos, consideradas como las mas finas y resistentes de la región.

IMG_0620 IMG_0625


IMG_0635 Locronan es un pueblo de los llamados “petite cité de caractère”, denominación que engloba a un pequeño grupo de localidades que por su belleza o conservación del patrimonio se hacen merecedores de tal distinción. Por supuesto, estos lugares son de visita casi obligada para los viajeros que pisan Bretaña. Tal vez se lleguen a encontrar lugares más bonitos y menos saturados de visitantes, pero sería imperdonable ir a esta tierra y dejar de verlos.

IMG_0626La Iglesia de Sant-Ronan

Fue edificada en 1420 en forma de catedral por los Duques de Bretaña, y es una obra maestra del arte flamígero.  El porche está inspirado en uno de los portales de la catedral de Quimper.  La torre de dos pisos perdió su aguja víctima de un rayo en 1808.

La capilla anexa de Pénity forman una fachada única pero con dos tipos de gárgolas. En la nao, el coro y el vitral principal ilustran diversos episodios religiosos. Las calles circundantes también están bordeadas de edificios realmente elegantes.

La Chapelle Notre-Dame-de-Bonne-Nouvelle (XV, XVI y XVIII), dedicada a San Eutropio. Las ventanas se hicieron en 1985 a partir de dibujos del pintor Alfred Manessier. La capilla también alberga muchas estatuas de piedra, entre los de la Virgen Madre, la Santísima Trinidad y Descendimiento de la Cruz. Cerca de allí, el Calvario y la fuente ofrecidos por un comerciante llamado Conan, fecha a partir de 1698.

GRAND PLACE

Es el corazón del pueblo. En ella se encuentran la iglesia y catorce notables casas del S.XVII y su pozo común, componiendo un magnífico conjunto arquitectónico único en Bretaña. En el centro de dicha plaza se conserva la única fuente que existía antes de que Locronan tuviese agua corriente, la cual se surtía de un pozo que debía limpiarse todos los años. Cuando este trabajo concluía se celebraba una gran fiesta en la misma plaza.

Las antiguas casas de la plaza y las calles aledañas han servido de marco a más de 30 películas y corto-metrajes, franceses y extranjeros.

HÔTEL DE VILLE

Para conservar la autenticidad del centro histórico, se ha prohibido la circulación de coches y los carteles de las tiendas son tradicionales. Locronan también tiene la particularidad de contar con la totalidad de sus redes eléctricas y telefónicas enterradas para el rodaje de Tess de Roman Polanski en 1979. La homogeneidad de los edificios en la parte de cotización de la aldea es un lugar ideal, especialmente películas históricas.

El arte y la historia del museo, creado en 1934, presenta los mejores momentos de la historia de Locronan la planta baja y un centenar de pinturas y dibujos de Finisterre en el primer piso

IMG_0636

Como Llegar a Locrognan?

Se encuentra junto a la D-63 entre Quimper (16 Km.) y Douarnenez (12 Km.), a 25 Km. de Pleyben, 70 Km. de Brest, 260 Km. de Rennes y 560 Km. de París. 

Al llegar a Locronan hay que dejar el coche antes de entrar en el pueblo. En principio no se debe de hacer caso a una señal que limita el acceso al principio de la cuesta, que es bastante larga y empinada. De todas maneras, justo al acabar la cuesta y llegar a la entrada, veremos un pequeño parking, aunque luego tendremos oportunidad de ver coches aparcados en el centro de la plaza. Todo depende del día escogido, de la multitud de visitantes que haya ese dia

Deja un comentario